Se formó un equipo argentino con una mezcla de jugadores de ligas europeas y locales, que debutó con un empate 1-1 contra Perú, luego venció a Ecuador 3-0, y en semifinales, perdió 1-0 ante un descansado Uruguay, por ser actual campeón, y que eventualmente repetiría título. A fines de 1987, Argentina jugó un amistoso contra Alemania Federal ganando 1-0 en el Estadio José Amalfitani. El torneo cambió de formato, volviendo a un anfitrión único donde Argentina fue elegida local.